Índices

TOATEST.COM evalúa la capacidad de atención de una persona midiendo cuatro índices de rendimiento fundamentales: la atención, la vigilancia, la impulsividad y la hiperreactividad.

  • La atención

    La atención es la capacidad de una persona para localizar, evaluar y responder correctamente a un estímulo. En el test, el índice de atención se mide en función del número de respuestas correctas a los “estímulos meta”.

    Los problemas en este ámbito reflejan la incapacidad de una persona para prestar atención a su entorno o a ciertos detalles específicos que se le exigen. Desde un punto de vista externo, una persona que no presta atención puede parecer desconcentrada o aislada. En el colegio, estos niños y niñas pueden presentar dificultades para seguir las clases del profesor, comprender instrucciones complejas, aprehender cambios pequeños en su entorno, evitar errores de cálculo, etc.


  • La vigilancia

    En este caso, entendemos la vigilancia como la capacidad de una persona para dar respuesta a un estímulo a la vez de forma correcta y en el momento adecuado. Este índice tiene en cuenta tanto la rapidez de reacción como la tasa de respuestas correctas ante los “estímulos meta”.

    Una persona que presente dificultades en este ámbito podrá evaluar su entorno correctamente, pero le costará responder rápidamente si se producen cambios en dicho entorno. En este caso, al individuo le resultará difícil realizar nuevas tareas que requieran de una respuesta rápida e inmediata y/o cumplir con un plazo concreto. Asimismo, tendrá dificultad para responder a las preguntas en un plazo determinado aunque el tema sea sencillo o le resulte familiar.

    Los problemas de vigilancia pueden conllevar un retraso en la ejecución de ciertas tareas, ya que a la persona le cuesta responder en el tiempo esperado y no logra seguir el ritmo marcado. El lapso de respuesta se puede ir agrandando y llegar a tal punto que se haga imposible poder ejecutar la tarea inicial correctamente.


  • La impulsividad

    La impulsividad es la tendencia a responder en un momento considerado “prohibido”. El índice de impulsividad se mide a partir de la tasa de respuesta a los “estímulos distractores”. Las respuestas se consideran, en este caso, como “impulsividad”.

    La impulsividad es la tendencia de una persona a reaccionar de forma rápida e imprevista ante los estímulos internos o externos, sin preocuparse de las consecuencias. A menudo, se producirá la respuesta antes de que el individuo haya evaluado plenamente la situación. Una persona impulsiva puede actuar sin analizar las circunstancias o las posibles consecuencias de sus actos, pese a ser consciente de que su comportamiento puede conllevar efectos negativos. Es característico de las personas impulsivas tener dificultades para esperar su turno o ponerse en situaciones de riesgo sin tener en cuenta las consecuencias.


  • La hiperreactividad

    La hiperreactividad se caracteriza por impedir que una persona regule correctamente sus reacciones motrices y no sea capaz de evitar acciones innecesarias o indeseables. Este índice se mide a partir de la tasa de respuestas excesivas ante todos los estímulos, ya sean meta o distractores.

    Un comportamiento hiperreactivo suele acompañarse de respuestas incorrectas e involuntarias. Se caracteriza por un movimiento y una agitación constantes, como un habla excesiva, la impaciencia a la hora de esperar su turno o la dificultad para hacer actividades tranquilas. La mayor dificultad para la persona consiste, por tanto, en evitar actividades innecesarias aunque sea plenamente consciente de las consecuencias de su comportamiento.

Empiece ahora

TOATEST.COM es una plataforma de test que solo está a disposición de los profesionales. El test tiene un carácter meramente pedagógico y no permite establecer un diagnóstico. Este producto no tiene por fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir enfermedades.